Buscar

martes, 29 de junio de 2010

Tercer Tema: Jesucristo, Única Solución del Padre

La Buena Noticia

TEMAS PARA LA RENOVACION DEL SACRAMENTO DEL BAUTISMO




Al gran problema del ser humano que es el pecado y todas sus consecuencias, sólo el Padre Celestial tiene para nosotros la única solución verdadera, la única radical, la única definitiva, la única integral. Jesús ya te salvó. Existe una muy buena noticia: Jesús ya te salvó y te perdonó, pagando nuestra deuda pendiente al precio de su sangre. Con su pasión, muerte y resurrección te dio la Vida: Vida de hijo de Dios. Ya estamos en paz con Dios y es posible la felicidad, paz y armonía para ti. Jesús no nos salva, Jesús ya nos salvó.

Por Jesús y en Jesús, el Padre nos ha dado YA la salvación. "No hay otro nombre por le que podamos tener Salvación" (Hechos 4, 12). Por su cruz nos ha salvado y por su resurrección nos ha ganado Vida Nueva. Su muerte en la cruz y su sangre derramada son el precio de nuestra redención, justificación y salvación.

En el muro de la separación, una puerta ya ha sido abierta.
En el abismo, un puente ya ha sido puesto.
Nosotros no tenemos la capacidad de franquear el muro, ni tender nuestros puentes. La justificación llega por la fe en la obra salvadora ya cumplida por Cristo.
Nosotros estabamos separados del Amor de Dios por nuestros pecados.

Con su encarnación, Cristo -Dios/hombre- une y reune en su persona, la naturaleza humana y la naturaleza divina.

Con su pasión y muerte carga con nuestros pecados:

"Despreciado, desechado por los hombres, abrumado de dolores y habituado al sufrimiento,
como alguien ante quien se aparta el rostro, tan despreciado, que lo tuvimos por nada.
Pero él soportaba nuestros sufrimientos y cargaba con nuestras dolencias, y nosotros lo considerábamos golpeado, herido por Dios y humillado. Él fue traspasado por nuestras rebeldías y triturado por nuestras iniquidades. El castigo que nos da la paz recayó sobre él y por sus heridas fuimos sanados. Todos andábamos errantes como ovejas, siguiendo cada uno su propio camino, y el Señor hizo recaer sobre él
las iniquidades de todos nosotros. Al ser maltratado, se humillaba y ni siquiera abría su boca: como un cordero llevado al matadero, como una oveja muda ante el que la esquila, él no abría su boca. Fue detenido y juzgado injustamente, y, ¿quién se preocupó de su suerte? Porque fue arrancado de la tierra de los vivientes y golpeado por las rebeldías de mi pueblo". (Isaías 53, 3-8)

Con su resurrección venció al pecado, a Satanás y a la muerte y nos trajo Vida Nueva.

Citas Bíblicas:

a) "Tanto amó Dios al mundo que envió a su único Hijo…No para condenar al mundo sino para que el mundo se salve": (Juan 3, 16)

b) "Yo he venido para que tengan vida y la tengan en abundancia": (Juan 10, 10)

c) "Jesucristo nuestro Señor fue entregado por nuestros pecados y fue resucitado para nuestra justificación": (Romanos 4, 24-25)

d) Otros textos: Romanos 5, 8 ; Colosenses 2, 13-14 ; Efesios 2, 4-5 ; Juan 1, 7 ; Juan 16, 33 ; Hechos 4, 12 ; 1Timoteo 2, 5

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Escribe tu comentario, comaparte lo que piensas: